Mensaje de Ministro Jaime Bellolio

 

Los años 2020 y 2021 han sido muy complejos ¿qué duda cabe? La crisis sanitaria, a la que le siguió la crisis económica, ha dado un golpe duro al mundo y nuestro país. Es en estos tiempos turbulentos donde el trabajo de la Secretaría General de Gobierno, de servir de puente entre la sociedad civil y el Gobierno, es más importante que nunca.

Nuestro primer deber es el de informar, ser la “Vocería de Gobierno”. Sabemos lo importante que es que las medidas sanitarias se entiendan de manera adecuada. Por eso hemos puesto énfasis, como nunca antes, en la claridad y responsabilidad de la comunicación, desarrollando campañas que permitan y faciliten a la ciudadanía conocer todas las medidas y avances, como por ejemplo, el plan de vacunación, dirigido a una población objetiva de más de 15 millones 200 mil personas.

A pesar de todo, la pandemia no nos ha impedido seguir con nuestra tarea comunicacional en otras áreas relevantes para nuestro país. Hemos trabajado para garantizar un proceso constituyente participativo e informado, así como también para comunicar las medidas de recuperación económica y ayudas sociales para las familias más vulnerables y de clase media.

Con ese mismo ímpetu, hemos realizado un trabajo en que escuchar, dialogar y fortalecer vínculos comunitarios ha sido una parte fundamental. Para apoyar y robustecer a las organizaciones de la sociedad civil, hemos propuesto un cambio cultural que motive a que cada persona se pregunte no sólo qué puede hacer por su proyecto personal, sino también qué puede hacer por su comunidad y por su país.

En esa línea, el trabajo del Observatorio de Participación Ciudadana y No Discriminación, y el de la Dirección de Organizaciones Sociales, ha sido muy significativo. A través de distintos proyectos, entre los que se encuentran capacitaciones y fondos concursables, hemos podido trabajar codo a codo con dirigentes sociales y organizaciones de la sociedad civil. Lamentablemente, a causa de la pandemia, no he podido estar en terreno todo lo que me gustaría y compartir en persona con organizaciones y dirigentes, pero una vez que la pandemia esté más controlada, retomaremos esa agenda con mucha energía.

En este Ministerio tenemos la convicción de que el aporte público no se define por ser estatal, sino por generar impacto en los barrios, las comunidades y el país que habitamos. El espíritu que nos ha inspirado ha sido el de poner a los dirigentes sociales en el centro de nuestro trabajo, siendo conscientes de que el mejor impacto es el que convoca tanto a las personas como al Estado a trabajar juntos. Sin ellos, varios de los hitos de este último año no habrían sido posibles.

Si el 2020 fue el año de la angustia, creemos que con un esfuerzo conjunto haremos del 2021 el año de la esperanza. Sigamos escuchando y dialogando, como Gobierno y sociedad civil, y no tengo dudas de que superaremos esta crisis. Esa es la misión, y estoy convencido que podemos lograrla juntos.



Dirección

Palacio de la Moneda S/N                    
Santiago, Chile

Contacto

Telefono: +56 2 6904000